5 enfermedades comunes en gatos ¡Protege a tu mascota!
861
post-template-default,single,single-post,postid-861,single-format-standard,bridge-core-2.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-19.2.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

5 enfermedades comunes en gatos que debes conocer

Conoce las enfermedades más comunes en gatos y protege la salud de tu felino.

5 enfermedades comunes en gatos que debes conocer

Tener un gato va más allá del mero hecho de tener una mascota, es también saber reconocer cuando algo no va bien. Aunque la idea de que tu querido compañero enferme es aterradora, ¡ningún gato es inmune a las enfermedades! 

Incluso si eres un cuidador perfecto y haces todo lo correcto al cuidar de tu gato, éste podría sufrir algún problema de salud que no te esperabas y al que no estabas preparado.

Por eso, es esencial familiarizarse con algunas de las enfermedades felinas más habituales y sus síntomas más comunes. Hoy te hablaremos de cinco de las enfermedades más comunes en gatos y lo que debes saber sobre ellas. 

Las enfermedades comunes en gatos

1. Conjuntivitis

Este es uno de los problemas más comunes en los gatos y puede ocurrir a cualquier edad. Se trata de una inflamación de la mucosa del ojo (la membrana que cubre el ojo y el interior del párpado). 

Si no se diagnostica y se trata a tiempo, puede provocar la pérdida de visión. Puede estar causada por infecciones oculares, alergias, diversas enfermedades (que afectan a las vías respiratorias), contaminación, traumatismos o problemas genéticos. 

Puedes reconocer la conjuntivitis en tu gato por la excesiva secreción ocular, el lagrimeo o las opacidades corneales.

2. Otitis

Se trata de una inflamación del conducto auditivo externo muy común en los perros, pero también en los gatitos y gatos adultos. 

Puede causar dolor y, en casos extremos, pérdida de audición. Suele estar causada por parásitos como los ácaros (asegúrate de que tu gato no tiene una secreción marrón en las orejas cuando las limpies), pero también por hongos o alguna infección bacteriana.  

Si tu gato tiene una infección en el oído medio, puedes saberlo porque se siente incómodo al rascarse o porque se rasca con frecuencia. Recuerda que mantener unas pautas básicas de higiene para gatos es fundamental para la salud de tu mascota.  

3. Rabia

La rabia es una enfermedad infecciosa viral que afecta al cerebro de tu gato. Tu gato puede contraer esta enfermedad si muerde un animal infectado. 

Los síntomas incluyen movimientos musculares involuntarios, agresividad, saliva espumosa y excitabilidad. No hay tratamiento ni cura para esta enfermedad mortal, pero la prevención es sencilla y eficaz. Aunque en España no es obligatorio vacunar a los gatos de la rabia, sí es recomendable y sobre todo para gatos de exterior, que puedan estar en contacto con otros animales. 

Es un virus que se transmite entre animales mamíferos por lo que también se puede transmitir del animal a los humanos. 

4. Leucemia felina

El virus de la leucemia felina (FeLV) se descubrió en los años 60 y es una de las causas más comunes de muerte en los gatos. No siempre causa síntomas de inmediato, por lo que es esencial que los nuevos gatos que entren en casa se sometan a pruebas antes de presentarlos a tus otras mascotas.

El FeLV debilita el sistema inmunitario de los gatos y los hace más susceptibles de padecer enfermedades renales, linfosarcoma y anemia. Este virus afecta sobre todo a los gatitos menores de un año. 

Mantener a tu gato al día en la vacunación contra el FeLV es la mejor manera de protegerlo contra esta enfermedad potencialmente mortal. También recomendamos que se realicen pruebas de detección del VLF a los nuevos gatitos y a cualquier nuevo felino que se incorpore a tu hogar.

Los síntomas del virus de la leucemia felina incluyen

  • Pérdida de peso
  • Pérdida de apetito
  • Fiebre
  • Infecciones de las vías respiratorias superiores
  • Mal estado del pelaje
  • Ganglios linfáticos agrandados
  • Abscesos
  • Problemas oculares

👉 ¿Te estás planteando esterilizar a tu gato? Conoce sus ventajas y desventajas. 

5. Diabetes Mellitus

Al igual que los humanos, los gatos pueden padecer diabetes, tanto de tipo I o de tipo II. En la diabetes de tipo I, los gatos no pueden producir insulina. En la diabetes de tipo II, los gatos experimentan un deterioro en la producción de insulina, y su cuerpo no responde adecuadamente a la hormona. 

En muchos casos, los gatos con diabetes de tipo II desarrollan también diabetes de tipo I. La mayoría de los gatos diabéticos no son diagnosticados hasta que tienen diabetes de tipo I y necesitan terapia de insulina para sobrevivir.

Se desconoce la causa exacta de la diabetes, pero la obesidad hace que los gatos sean más susceptibles a la enfermedad. 

Los síntomas de la diabetes felina incluyen

  • Aumento o disminución del apetito
  • Pérdida de peso
  • Aumento de la sed
  • Orinar con frecuencia
  • Orinar fuera de la caja de arena
  • Letargo
  • Aliento dulcificado
  • Pelaje descuidado
  • Infecciones del tracto urinario

En Animalia, ¡tenemos el seguro más completo para tu gatito! Tu mejor amigo peludo estará protegido con las mejores coberturas sanitarias para mascotas. Elige solo la responsabilidad civil, o súmale  también la asistencia veterinaria y quirúrgica para una cobertura más extensa. ¡Tú eliges! 

No Comments

Post A Comment

× WhatsApp